armónica de cuerpo

En Japón hay gente que para mejor la capacidad musical de los niños los entrena para desarrollar “oído absoluto”.
Yo también tengo una hija pequeña, así que le pregunté a un músico al respecto. Me dijo que en Europa no se da tanta importancia al oído absoluto. Más bien al “oído relativo”, es decir se valora la capacidad de diferenciar entre DO y RE.

Esto es así porque en Europa la música tiene su origen en la música de iglesia, y en concreto en el órgano, cuyos sonidos se ven influenciados por factores como la humedad o la temperatura del aire. Por eso se valora más el oído relativo que el oído absoluto.
Creo que con la salud pasa algo parecido. Depende de cada persona. Por ejemplo, beber 2 litros de agua diariamente es muy sano para algunas personas, pero a otras les causa bajadas de la temperatura corporal. El esfuerzo deportivo intenso es muy beneficioso para unos, pero a otros les causa prejuicios físicos.

Como la música del órgano de la iglesia, el cuerpo humano se ve afectado por la humedad o la temperatura. Hay que olvidarse de reglas obligatorias del tipo “tengo que hacer esto sin falta para tener salud”. Cada cuerpo funciona de una manera, y sabiendo conjugar todos los factores, podemos obtener una música armónica.