estereotipos

Les voy a hablar de los estereotipos. Es una historia extraña así que no se la tome demasiado en serio si no quiere.
Las personas solemos vivir la mayoría de las veces en un “marco” creado por nosotros mismos.
Por eso, cuando ese acogedor “marco” se vuelve incomodo afecta al funcionamiento de nuestro cuerpo.
Mi maestro de Qi-Qong me enseñó esta historia sobre los “marcos”.
En un circo de pulgas, las pulgas tienen la capacidad de saltar mucho, pero ¿sabes por qué suben una escalera andando como las personas?
Porque anteriormente las habíamos metido en una cajita del tamaño de la escalera y 100 ó 1000 veces han estado saltado golpeándose las cabezas contra el techo de la cajita.
Así que al final se les olvida su capacidad de salto y suben los escalones de uno en uno.

A ti te pasa lo mismo que a las pulgas.
Eres como una pulga en la cajita de las ideas y la moralidad comúnmente aceptadas, sin embargo tienes unas capacidades increíbles. Tu talento para saltar fuera de la caja es mucho más de lo que piensas.

Lo que me ha enseñado esta parábola es que en la vida hay dificultades por ese autoimpuesto “marco” en el que vivimos.

Creo que podemos llegar a vivir mejor y también mejorar nuestro cuerpo revisando y, en algunos casos, deshaciéndonos de ese “marco” de estereotipos.