los musculos humanos

Los seres humanos actuales son el producto de la evolución. Sin embargo, hay una cosa que nos diferencia de los primates, la capacidad de agarrar objetos.
Las personas podemos mover con mayor destreza que los monos los pulgares.
Mientras que los monos no pueden tocarse el dedo índice con el pulgar los humanos sí.

Sin embargo, cuando anatómicamente se depende mucho del pulgar, los hombros se desplaza hacia adentro (y la zona del omóplato se retrotrae). Esto causa molestias en los hombros, el cuello se mueve hacia delante y surgen lesiones de codos y muñecas entre otras.

Según se dice los jugadores de golf profesionales agarran el palo únicamente con el meñique ayudándose con el pulgar, y de este modo pueden mantener el equilibrio entre los músculos interiores y exteriores del antebrazo.

Su usted usa únicamente el pulgar aplica tensión al musculo del antebrazo y fuerza hacia dentro su hombro. Pero la cosa no se queda ahí, con el hombro hacia dentro se estrecha el tórax y por tanto se debilitan sus sistemas respiratorio y digestivo. Al no poder respirar adecuadamente, pueden aparecer cuadros de malestar mental.

Por tanto, a la hora de cargar las bolsas de la compra, recuerde usar los 3 dedos exteriores, y no el pulgar.