mente 4

Sin embargo, por desgracia, muchas personas entre las que yo me incluyo nos imaginamos con buena salud, pero esa idea ddpe buena salud, al encontrarnos enfermos, no va imaginamos con confianza. Por eso, no curamos rápidamente.
Sintiendo dolores nos engañamos a nosotros mismos con “ya voy mejorandome” o “ya puedo flexionar el brazo”, y esto es muy dificil. Hay personas que sí se curan, o otras muchas que rebajan sus espectativas para lograr un objetivo alcanzable.
Pero, vamos a verlo desde otro punto de vista.

Volviendo al tema anterior, resulta que nuestro cuerpo no sabe distinguir la imaginación del mundo real. Como los físicos han demostrado, “el obsevador influye sobre el experimento”. Por eso, lo que usted piensa influye sobre su cuerpo.