Método Yoshi

Consulta

Siguiendo el principio de consentimiento informado, una vez el paciente ha informado de sus síntomas, explicamos detalladamente como los vamos a tratar.

Tratamiento

Nunca se presiona de tal modo que cause molestia. Buscamos el grado de presión que le resulte más agradable a cada cliente. Es el momento de relajarse olvidando todo tipo de preocupaciones. Con una presión moderada esto, sin duda, se consigue mejor.

Confirmación a falta de 5 minutos

5 minutos antes de que finalice la sesión, se le pregunta al cliente si desea intensificar el tratamiento en alguna zona especifica. En caso que éste no tenga preferencia alguna, el terapeuta, basándose en su experiencia, hará una sugerencia con la que concluir el tratamiento.

Servicio añadido

En caso de necesidad, se ofrece como extra al cliente una orientación a cerca de cómo realizar en casa los ejercicios adecuados, cómo ajustar un hueso, Kinesiotaping(Vendaje Neuromuscular), auriculoterapia, etc.

Resultado y orientación

Le exponemos cual es la situación actual de su cuerpo y, si nos lo pide, le orientamos sobre cómo modificar sus hábitos diarios para obtener un resultado óptimo.

Pago y suma de puntos

Mientras el cliente se encuentra relajado disfrutando del té japonés y de pastas japonesas, puede efectuar el pago por la sesión recibida. Si tiene bono, será suficiente con firmar en la hoja que existe al respecto. ¡Ah! Y no se olvide de pedirnos que añadamos un punto a su cuenta.

Reserva

Yoshi nunca le va a imponer o intentar persuadir para que usted efectúe más reservas. Le expondremos el plan de tratamiento elaborado para su caso en particular y será usted mismo quien decida. Podrá pedir cita en ese momento o, si lo desea, al día siguiente por teléfono. En cualquier caso, mediante un mensaje a su móvil le confirmaremos la reserva el día anterior a su visita.

Los tres pilares principales del MÉTODO YOSHI

El MÉTODO YOSHI se basa en tres pilares principales, bases del éxito que consigue.

1- Técnica de masaje

Basados tanto en las técnicas orientales como en las occidentales, se ajusta la terapia manual a cada cliente en particular. Yoshi usa fundamentalmente la presión perpendicular. El masaje estimula los músculos superficiales y recupera la circulación de la sangre. La presión perpendicular se mantiene constante, no forzando la sangre directamente sino fomentando la respuesta fisiológica natural del ser humano. El resultado es que se beneficia la circulación sanguínea de todo el organismo.

La presión perpendicular estimula incluso el nervio, llegando a influir sobre los órganos internos o estados mentales tales como depresión o ansiedad. Al afectar al sistema nervioso, tras una sesión de Yoshi, usted va a experimentar deseos de dormirse placidamente y una clara mejora en el funcionamiento de sus órganos internos. Vivimos en una sociedad estresada que mantiene el sistema nervioso en constante estado de tensión. Sus consecuencias son cuadros de insomnio, falta de apetito o apetito desmesurado, por nombrar algunos. Posteriormente llega el dolor de cabeza, los mareos, y, por supuesto, las tensiones musculares. Por todo ello, la presión perpendicular de Yoshi se presenta como una técnica muy efectiva para la sociedad actual.

2- Consentimiento informado por parte del paciente

Como primicia en el mundo del masaje se parte de que, una vez informado detalladamente de todos los aspectos de la terapia que va a recibir, el paciente exprese su consentimiento. Yoshi ofrece un masaje exclusivo para cada cliente en concreto. Un tratamiento para cada cliente, y un tratamiento para cada síntoma. Pensamos que esta es la manera de obtener el entendimiento y el reconocimiento de nuestros clientes.

Concretamente, se explica no sólo como se va a tratar la molestia, sino también como posteriormente aparecerá el efecto deseado. Y sin duda el mejor efecto posible se consigue al obtener su confianza.Se podría decir que Yoshi se basa en trasmitir a sus clientes esos conocimientos especializados que nuestros masajistas han acumulado durante largo tiempo, y en consecuencia puede ofrecer un servicio de altísima calidad.

3- Un ambiente agradable

El MÉTODO YOSHI se basa en la medicina preventiva. “Incluso cuando no me duele nada me apetece ir a ver a Yoshi. Me hace sentir bien. Me pone de buen humor”. Así nos agrada que piensen nuestros clientes, quienes con toda naturalidad, pasan habitualmente por nuestra clínica, simplemente como acto de prevención de molestias futuras. Con Yoshi usted encontrará un ambiente de bienestar con un trato exquisito.

Cuerpos que enferman

Para comprender mejor la forma de lograr un cuerpo que no caiga enfermo, vamos previamente a reflexionar sobre aquellos que sí enferman.

¿Qué factores se requieren para que aparezca una enfermedad o dolencia?

Piense por un instante en un accidente o una lesión deportiva. A pesar su origen inopinado, su origen primero suele estar en el sujeto que la produce. Incluso en estos casos no podemos dejar de pensar en las costumbres y actividades de la persona en cuestión.

Comer y beber en exceso para posteriormente acostarse sin haber hecho la digestión no nos pasará factura un solo día, pero… ¿ qué ocurrirá si lo hacemos todos los días?. Parece lógico pensar que nuestro cuerpo se resentirá. Nuestro cuerpo nos pedirá un descanso. He aquí el origen de la dolencia. Seguro que todas las personas entienden esto, sin embargo prolongan su exposición al estrés y se ven envueltos en otros estados psicológicos que se entrelazan entre sí y dan lugar al punto de partida para posteriores achaques.

Las malas actitudes y posturas son igualmente perniciosas

Un factor a evitar es el estrés. Si lo unimos, por ejemplo, a una mala postura, todo desembocará finalmente en la contractura de espalda, esta en una mala respiración y en una perdida efectiva en el funcionamiento de órganos internos.

Un día no nos hará gran daño, pero todo ello mantenido durante años o décadas seguro que tendrá repercusiones en todos y cada uno de los órganos de nuestro cuerpo. Es entonces cuando técnicas de relajamiento, reposo, o masaje, son de gran ayuda. Sin embargo, son muchas las personas que parecen olvidarse de este hecho hasta la aparición de los primeros síntomas o dolores.

Estos dos grandes factores: la habitualidad en las malas posturas y el cariz psicológico , provocan unas tensiones desequilibrantes para las membranas musculares, las cuales inducen a que aparezcan los dolores ya no solo en las articulaciones (hombros, rodillas, etc.) si no también en órganos internos.

¿Al fin y al cabo la tensión muscular será capaz de restringir tanto el normal funcionamiento de nuestro cuerpo? Un gran número de personas piensa que así es. Si el cuerpo humano fuese una tienda de campaña, los huesos serían las barras que ofrecen soporte y los músculos la lona y los agarres de vinilo. Si la lona está demasiado tensa o demasiado laxa la tienda de campaña pierde su equilibrio y tiende a caerse. Si el cuerpo humano pierde su equilibrio, la situación es similar, apareciendo numerosos problemas de nervios y en los vasos sanguíneos, que paulatinamente traen consigo tensiones y un empeoramiento en la circulación de la sangre.

En resumen, el mensaje que les deseo trasmitir es, una vez que en su hospital les han explorado sus dolores y síntomas, para que no vuelvan a aparecer tomen las medidas oportunas para tonificar y flexibilizar esos músculos o membranas.

Por supuesto, a veces inconscientemente, tras tomas esas posturas, nos estiramos de forma natural, pero con esas tensiones anormales no activamos las fuerzas inconcientes. Quizás para prevenir la aparición de una dolencia o fiebre nuestro cuerpo inconscientemente intenta recuperar el equilibrio. No obstante, sin dolencias o síntomas previos, dado que esas tensiones son lo que hace que nuestro cuerpo enferme, para eliminarlas consciente e intencionadamente, les ofrecemos unas costumbres para su vida que le ayudarán a mantenerse equilibrado.