Fe en sí mismo

Se pone un reto y con mucho ánimo lo intenta, pero choca, y al final su sueño no se cumple.
Critica a otros, se queja, les echa la culpa, y al final su sueño no se cumple.
Las otras personas no cambian. La sociedad no cambia.

Dejando de lado mis sueños, voy a intentar hacer lo que pueda ahora. Pensé que ya me encontraba satisfecha conmigo misma, y cambié un poco mi forma de trabajar para que vecino sonriese, aunque sea solo. Aunque hasta ahora descuidaba mi apariencia, empecé a cuidar mi indumentaria. Solía estar siempre buscando los defectos de los demás, y ahora pasé a elogiarlos por sus virtudes. Al jefe a quien siempre le iba con quejas de que no me respetaba, de corazón le dí mi agradecimiento.

Salí del baño de la cafetería habiéndolo limpiado aunque lo encontré sucio. Empecé a ceder amablemente el paso a los coches que se incorporaban a mi carril. Le llevé hasta su casa las pesadas bolsas de la compra de la anciana de al lado. En el autobús, aun enfadada con los padres que no prestaban atención a su bebé que en el autobús no paraba de llorar fuertemente, le hice carantoñas graciosas.
Ninguna de esas acciones conduce al cumplimiento de mis sueños, pero de alguna forma me estoy puliendo a mi misma, y recuperando la confianza en mi misma. Yo….soy buena gente.
Atendío con una sonrisa en la cara una persona que no me cae bien,un lugar en el que no me sentía bien, empecé a verlo con buenos ojos,conforme voy pasando así los días, van tomando forma mis sueños.