Pelvis 3

El sistema nervioso se divide en dos partes:
El sistema nervioso autónomo que controla las acciones involuntarias y el sistema nervioso somático que podemos manejar según nuestra voluntad.La pelvis en concreto se ve más sujeta al primero. Mareos, sudores fríos temblores, migrañas, fiebre, subidas o bajadas bruscas de la tensión, zumbidos en los oídos, nauseas, ansiedad, irritabilidad, desordenes menstruales y otros muchos problemas son síntomas de que hay algún desajuste en el sistema nervioso autónomo.
Tras la obligada consulta a su médico de cabecera, le ayudaré a recuperar apropiadamente el movimiento de su pelvis.